Descubre la Red Bull Air Race de la mano de Juan Velarde



Ya es su tercera temporada en la Red Bull Air Race y Juan Velarde no para de superar barreras con los aviones más veloces del Mundo. El único piloto español en la competición más prestigiosa, nos cuenta todos los detalles de su pilotaje justo antes de partir para Budapest, donde el próximo fin de semana volverá a luchar por el podio.

¡Hola a todos los amigos de Box Repsol!

Lo primero que quiero decir es que para mí es un placer poder compartir con vosotros mi experiencia en la Red Bull Air Race, la competición más prestigiosa en cuanto a deportes aéreos. Muchos de vosotros no la conoceréis y me gustaría acercaros a esta competición de un nivel espectacular porque cuando la descubráis estoy seguro que os va a gustar.

La Red Bull Air Race es la competición deportiva más puntera en lo que se refiere a aviación deportiva. Sus dos categorías, la Challenger Cup y la Master Class en la que participo desde hace 3 años, tienen muchos de los mejores pilotos de vuelo acrobático. Es para mí un honor competir con ellos como uno de los 14 pilotos más rápidos del mundo.

Os escribo a punto de salir de España para Hungría, donde voy a entrenar unos días antes de la carrera del próximo sábado. Ted, nuestro mecánico del equipo, salió hacia Budapest hace 10 días para montar el avión, y esperamos poder entrenar algunos días en un aeródromo al sur de Hungría.

La prueba que nos espera es única, ya que volaremos sobre el Río Danubio. De las ocho carreras que hay este año, cinco de ellas se hacen sobre agua: Abu Dhabi, San Diego, Chiba en Japón, Oporto y esta misma.

Personalmente prefiero volar sobre agua, me resulta mucho más fácil coger referencias visuales si no hay elementos coloridos que me distraigan. Pensad que vamos a una gran velocidad, recorriendo aproximadamente 100 metros por segundo y que las puertas están a 200 o 300 metros unas de otras, ¡eso son 2 o 3 segundos entre puerta y puerta! A esas velocidades es importante ver las referencias con toda la claridad posible, y es más fácil si estamos volando sobre un fondo uniforme como el azul del mar y con un horizonte limpio de farolas, postes y otras distracciones.



La prueba en la Red Bull Air Race consiste en una carrera pura de velocidad por cronómetro. Hay un circuito marcado por pilonas que se debe completar en el menor tiempo posible, existe eso sí una normativa bastante extensa que se debe cumplir.

Una de las limitaciones que tenemos es la de velocidad de entrada al circuito. No podemos entrar en el trazado a más de 370km/h, pero una vez cruzamos la primera puerta esta prohibición desparece y la velocidad está solo limitada por los ‘g’ (medida de fuerza de presión que soportan los pilotos).

Tampoco podemos cruzar las puertas subiendo o bajando y el avión tiene que estar nivelado, con una inclinación inferior a 10º.

Un fallo por lo general supone un incremento en el tiempo. Por ejemplo, golpear una pilona suma 3 segundos al tiempo final. A veces es inevitable darles, porque se juega mucho con el ángulo de entrada y no pasas perfectamente perpendicular.

Si bien es un fastidio que nos pongan una penalización al tiempo por fallar, pasarse de ‘g’s significa una descalificación inmediata. Los ‘g’ son la fuerza que ejerce la gravedad sobre el piloto y el avión, y esta aumenta cuando se eleva o cuando gira bruscamente.

Por seguridad, tenemos una limitación de 10 ‘g’, y mientras estás volando es muy difícil saber si estás cerca del límite ya que las maniobras son muy rápidas. Tenemos dos ayudas visuales en cabina, una pantalla que nos indica la cantidad de ‘g’ a los que estamos sometidos y un carrusel de luces que nos indica si estamos cerca de superar el límite. Sin embargo mientras pilotamos no tenemos tiempo de mirar el instrumental en cabina, ya que tenemos que estar atentos a las sensaciones que nos transmite el avión. Por esta razón, la ayuda más útil es un pitido que tenemos en el casco que aumenta en volumen según lo hace la cantidad de ‘g’.



Mi papel en la competición a día de hoy es una apuesta a medio-largo plazo. Esta es la tercera temporada y estamos afianzando el trabajo de estos últimos años. Ahora es la situación ideal para empezar a hacer cosas importantes. Tengo un equipo que funciona muy bien, tengo el apoyo de Repsol, y todo esto nos da opciones muy serias para ganar carreras. Nuestro objetivo es ser Campeones del Mundo y esta es la línea que tenemos marcada.

Juan Velarde

Piloto Repsol en la Red Bull Air Race