Las grandes derrapadas de Álex Crivillé en Montmeló 1996

CrivilleNos situamos en el 15 de septiembre del año 1996, y me decidí a asistir al Circuit de Montmeló a vivir una jornada inolvidable de motociclismo con los pilotos Repsol como protagonistas.

Ese año que fue la segunda vez que pisaba el Circuit de Catalunya, y contaba yo con 21 años. La experiencia fue increíble, resultó ser una de las carreras que siempre recordaré, que se quedarán en la memoria del motociclismo para siempre, por el espectáculo que nos regalaron a todos los aficionados, dos pilotos de leyenda Mick Doohan y Álex Crivillé.

Fue una carrera marcada por los grandes derrapajes del pilotos de Seva, sobretodo en la curva Repsol ya que cada vez que pasaba salía con la moto totalmente cruzada al más puro estilo “Dirt Track”. En el público alucinábamos con lo que estábamos viendo, cada salida de curva Alex derrapaba y hacia que la NSR 500 con los colores del equipo Repsol se revolviera.

Los protagonistas de este inolvidable domingo, fueron Crivillé y su compañero de equipo Mick Doohan, que nos deleitaron con una sucesión de adelantamientos que finalmente favorecieron al australiano. Crivillé acabó con el neumático trasero muy castigado a raíz de las increíbles derrapadas que nos brindó a todos los aficionados del Gran Premio de Cataluna de 1996.

Esa carrera la ganó finalmente Carlos Checa. El piloto Repsol, que había ganado en la temporada anterior quedó tras el campeón del Mundo Mick Doohan, pero os puedo asegurar que el solo hecho de poder disfrutar de esas cruzadas a puño de gas en la curva Repsol, se recordarán en la historia del motociclismo. Gran control de gas de un piloto legendario.

Gracias Alex, por hacernos vivir esos buenos momentos, de dar espectáculo y demostrar un pilotaje a la altura de muy pocos.