Una promesa para el futuro del Trial


El piloto vasco se ha convertido en la mayor esperanza del Trial español y atesora el talento necesario para liderar la próxima década de éxitos.

Tras haber conseguido el Campeonato Junior de Trial y la Copa del Mundo FIM en 2014, Jaime Busto se incorporó al equipo Repsol Honda ese mismo año. Desde entonces ha estado compitiendo en los Mundiales (Outdoor e Indoor) y en el Campeonato de España de este deporte de motor junto con Toni Bou y Takahisa Fujinami. En su segundo año, Jaime ha logrado un meritorio sexto puesto en la clasificatoria, tras una temporada muy regular.

Lo entrevistamos para el Blog del Equipo Repsol.

1. Hola Jaime ¿Qué valoración haces de la temporada que acaba de terminar?

Hola a todos. Bueno, creo que empezó bastante bien, me animé al principio y pensé que iría mejor, pero creo que, honestamente, no conseguí al final el objetivo marcado. Sin embargo, he sacado cosas buenas que me tienen que ayudar para mejorar en la temporada que viene.

2. ¿En qué has notado tu evolución en el Mundial? ¿Qué has aprendido durante esta temporada?

Aunque haya repetido en la sexta posición final, creo que en muchas cosas he ido mejor. Ahora creo que estoy más tranquilo en las zonas non stop, que me costaron asimilar mucho el año pasado. También he aprendido de mis compañeros del Repsol Honda Team, Fuji y Toni, y a afrontar las carreras con una buena mentalidad.

3. ¿Qué GP es el que más te ha gustado disputar y por qué? ¿Cuál es el que se te ha dado mejor a nivel de rendimiento?

Este año me he sentido cómodo en algunas carreras, pero en la que más ha sido en Andorra. Me gustó mucho el recorrido y las zonas. Me lo pasé muy bien. He acabado siete carreras en cuarto lugar, a poco del podio, y en Francia empaté a puntos con Toni Bou… él fue tercero.

4. ¿La constancia es importante en la disputa de un campeonato de Outdoor?

Sí. Pero todo empieza en la preparación. Hay que ser constante también en los entrenamientos, no sólo en carrera. Plantearse el Gran Premio sin haber trabajado mucho tanto físicamente como encima de la moto, puede llevarte a un desastre de carrera.

5. ¿Cuál es tu preparación, tu plan de entrenamientos durante la temporada?

Cada piloto tiene su forma de entrenar. Yo acostumbro a ir cada día en moto entre 4 y 5 horas. Lo combino con el gimnasio, al que voy un par de veces por semana.

6. ¿Qué objetivos te planteas para la temporada que viene?

Mejorar resultados. No es ningún secreto que quiero acabar entre los tres primeros del Mundial.

7. ¿Qué se siente al tener el apoyo de una gran marca como Repsol?

Creo que, para nosotros, es fundamental contar con el apoyo de una gran marca como es Repsol, que lleva con el equipo desde hace mucho tiempo. A nosotros nos da mucha seguridad saber que contamos con los mejores lubricantes y combustibles.

8. ¿Cuáles crees que son los componentes más importantes en una moto de trial? ¿Cómo crees que te han ayudado los lubricantes en las carreras?

Hay varias partes importantes, pero sin duda, el motor es fundamental. Un buen aceite de motor y la mejor gasolina hace que todo el conjunto funcione bien. Y nosotros también utilizamos, para que todo vaya rodado, los sprays de cadena, lubricantes o multiusos.

9. ¿Qué recomendarías a otros chicos y chicas que quieran comenzar en el trial?

Para iniciarse hay que tener mucha constancia. Entrenar mucho, aprender. Hay que dedicarle mucho tiempo, sacrificando algunas cosas para centrarse en lo que uno quiere. El trial es un deporte muy difícil, no salen las cosas a la primera y hay que esforzarse mucho para conseguir algún éxito.

10 ¿Quien fue tu inspiración a la hora de dedicarte al trial? ¿Qué es lo que más te gusta de ese deportista?

Yo soy del País Vasco y allí, por desgracia, no ha habido grandes campeones de Trial, como en Cataluña. Por eso mis padres me traían a competir a Cataluña para aprender mucho. De pequeño tus padres hablan de este y de aquel, pero conocí a Toni Bou y quise ser como él. Ahora tengo la suerte de estar en el mismo equipo, pero me gustó mucho la garra que tenía, compitiendo contra campeones cuando él era solo un chaval.