Mano a mano bajo seis Soles Repsol

Quique DAcosta y Ricard CamarenaEl 14 de diciembre hacía buen tiempo en Valencia. A pesar de que el invierno estaba a punto de llegar, no hacía frío y brillaba el sol.  No era para menos… en la cocina deArrop se reunieron seis Soles Repsol, tres de Quique Dacosta, de Quique Dacosta Restaurante, y otros tres de Ricard Camarena, quien acaba de obtener el tercero por la increíble evolución de Arrop. El propósito de la reunión era muy especial: preparar una comida conjunta, mano a mano, para celebrar por todo lo alto que Arrop ya cuenta con la máxima distinción que Guía Repsol otorga a un restaurante. Los que curioseaban en la cocina, en la que se veía cómo los dos cocineros trabajaban juntos mientras reían y charlaban, caían en la cuenta de que el objetivo del festín ya se había cumplido antes de que comenzase.

Tras unos aperitivos, entre los que se encontraban un delicioso jamón, un pulpo muy especial y un sabroso maki de bonito con un toque de ají, probamos un plato que Quique nos ofreció ‘fuera de carta’: nabo blanco con ventresca de mero y vinagre de limón. Acto seguido comenzó el espectacular menú.

Éste estaba compuesto por cuatro platos de Camarena y otros tres de Dacosta. El primero de ellos, Ensalada de caballa y sésamo, llevaba la firma de Ricard. El segundo fue uno de los grandes clásicos de Dacosta: Cubalibre de foie. Camarena tomó el relevo en el siguiente plato, unas Setas estofadas en un jugo de pollo a l’ast que tuvieron un gran éxito entre los comensales (periodistas y críticos gastronómicos) por su intenso sabor. La gallina de los huevos de otro, otro de los grandes platos de Quique,  tomó el testigo. Estuvo seguido por otro aplaudido plato de Ricard: Pescadilla con espinacas al pil-pil.

El homenaje terminó con alegría y un sabor dulce, pero suave… La primera la puso Dacosta con su plato de Cítricos. Un paseo por el Mediterráneo, mientras que Camarena puso un broche final de lujo con su Bizcocho de turrón, limón y café. Mientras que Dacosta había apostado por sus platos más famosos y reconocidos, Camarena había optado por mostrar una evolución de su brillante cocina, decía uno de los comensales. El resultado de la combinación resultó perfecto.

 

Pueden ver imágenes de esta comida histórica en nuestro álbum de Flickr.

 

Gracias a Quique Dacosta, Ricard Camarena y la Academia Valenciana de Gastronomía por esta oportunidad.