Materiales que imitan la naturaleza

Los investigadores estudian en el laboratorio el comportamiento de los materiales

En el Centro de Tecnología Repsol se desarrollan materiales mejorados continuamente, tanto para consumir menos energía en su fabricación, como para conseguir las mejores propiedades. Para ello, los investigadores utilizan herramientas como el fluidímetro o la planta de reactores autoclaves, equipos fundamentales que permiten imaginar cómo serán los materiales del futuro, como los autorreparables.

Con estos materiales, los investigadores del Centro de Tecnología Repsol tratan de imitar a la naturaleza para que los plásticos y los asfaltos sean capaces de “curarse” por sí solos. De esta manera, el ciclo de vida útil de estos productos se alarga. Una oportunidad más de preservar energía para el futuro.

No es ciencia ficción

También aumentan la seguridad de estos productos, porque si son capaces de repararse por sí solos, se reducen las posibles fugas de las tuberías. Además, tienen otras ventajas. Por un lado, son capaces de reducir el coste de mantenimiento en productos de muy difícil localización como, por ejemplo, las tuberías que conducen el agua hasta nuestros hogares, que se encuentran en la mayoría de las ocasiones soterrados, o incluso en los cables submarinos.

Conseguir que un material se autorrepare no es una tarea sencilla. Parece ciencia ficción, pero la respuesta está en la química. Los expertos en polímeros nos lo explican: “perseguimos varias estrategias. Entre ellas, obtener polímeros que cambian su comportamiento con las condiciones a las que los sometemos: temperatura, diferentes tipos de luz, humedad…”.

El campo de los materiales autorreparables comenzó no hace mucho tiempo, de mano de la NASA. El objetivo no era otro que obtener materiales que se repararan por sí solos para los cohetes espaciales, pues las tareas de reparación en el espacio exterior son muy peligrosas.

Al igual que ocurre con el mundo de la competición, estos materiales terminan en nuestros productos del día a día. Y en el Centro de Tecnología Repsol tienen gran experiencia en ello, ya que los desarrollos que realizan para el equipo Repsol Honda de MotoGP se terminan aplicando en los carburantes que podemos encontrar en las estaciones de servicio.