¿Podría Europa ser autosuficiente en petróleo?

Europa no es una zona que albergue demasiadas reservas de petróleo o gas. Y la mayor parte de ellas se encuentran en el Mar del Norte donde, circunstancias de la vida, la producción va a menos. Los datos no dejan lugar a dudas: según los expertos, en 2020, menos del 20% del petróleo que se utilice en Europa procederá de esta zona, mientras que en 2010 era del 30%.

En realidad, Europa está a la cola de las reservas en el mundo. Solo cuenta con un 1% o 2% del total de reservas a nivel mundial, y mira con resignación a Oriente Medio, que con el 60% de los recursos petrolíferos es el rey. De príncipes ejercen Rusia y los países del Mar Caspio , Sudamérica y África con un 10% de las reservas en su haber cada una.

Según los últimos datos de Eurostat, en 2010 Noruega fue el mayor productor europeo no solo de petróleo, sino de gas natural. Produjo más de 100 millones de toneladas de petróleo equivalente (tpe) seguido de lejos por el Reino Unido con casi 64 millones de tpe. Cifras lejanas a las de 2000, cuando Noruega produjo 165.000 tpe y los británicos casi 130.000 tpe. En cualquier caso, según datos del Departamento de Energía de Estados Unidos, Noruega sigue siendo el segundo exportador de gas del mundo

Respecto a la dependencia energética, Eurostat cifra en más de un 52% la del total de la Europa de los 27 países miembros. La de España alcanza el 76,7%. Ése es el porcentaje de energía que tenemos que adquirir en el exterior para satisfacer la demanda energética interna.

Por ese motivo, en el Centro de Tecnología Repsol está en el buen camino para conseguir una mayor eficiencia energética mediante mejores procesos, nuevas formulaciones en combustibles para consumir menos, desarrollo de biocombustibles, investigaciones en energías alternativas…sin olvidar la ampliación del complejo industrial de Cartagena.