Proyecto Excalibur, mejorando la búsqueda de recursos energéticos

Excalibur 980x375

La complejidad es algo inherente a la industria energética. Y cuando se trata de encontrar nuevas reservas de petróleo o gas, esa dificultad se multiplica, porque cada vez están más ocultas y son más inaccesibles. Por tanto, su localización y optimización debe incorporar nuevos sistemas y tecnologías que a su vez son cada vez más complejas.

Repsol siempre se ha sentido orgulloso de desarrollar y utilizar tecnologías de vanguardia. Ya lo demostró con Caleidoscopio y ahora lo está haciendo con el Proyecto Excalibur.

En este vídeo, Rubén Rodríguez, investigador del Centro de Tecnología Repsol, explica en qué consisten las tecnologías de Excalibur. Son, en resumen, tecnologías de desarrollo propio muy potentes que emplean técnicas matemáticas para reducir la incertidumbre inherente a todos los nuevos yacimientos.

Básicamente, la técnica analiza las características de un yacimiento desconocido y las compara con otros conocidos y similares. Rubén lo ejemplifica hablando de hermanos: “si no conoces a uno de los hermanos, podrás hacerte una idea de cómo es simplemente observando al que conoces”.

Esto aumenta el porcentaje de éxito en la localización de hidrocarburos y mejora notablemente los planes de explotación, para obtener el máximo resultado económico con la menor inversión posible.

Por ello, Rubén está orgulloso de la tecnología desarrollada por el equipo. Asegura que es muy fiable. Tanto, que superó en casi un 9% a la mejor existente hasta el momento de la Universidad de Stanford.

En este vídeo explica qué es Excalibur, qué tipo de instrumentos se utilizan y de qué forma aumentan las posibilidades de éxito en la búsqueda de hidrocarburos.