Repsol y La Universidad de Alicante, juntos por la innovación

La sinergia entre instituciones de investigación pública y Centros de Tecnología es una de las claves para el desarrollo de proyectos innovadores, sostenibles y rentables. Institutos, Fundaciones, Organismos Públicos de Investigación y, por supuesto, Universidades. Por eso, en el Centro de Tecnología Repsol, apostamos siempre por la colaboración con estos organismos. En este sentido, la Universidad de Alicante ha decidido reconocer ese trabajo común otorgando a Repsol el premio Impulso 2017 como ‘Empresa más colaboradora en I+D’.

El jueves 15 de junio dos de nuestras investigadoras acudieron al Museo de la Universidad de Alicante a recoger el galardón de la mano de su rector, Manuel Palomar. En la gala de la VI Edición de los Premios Impulso se dieron a conocer las iniciativas empresariales más innovadoras y sostenibles.  Ha sido el Vicerrectorado de Investigación y Transferencia de Conocimiento quien ha decidido reconocer la larga trayectoria de colaboración entre Repsol y la Universidad de Alicante en investigación.

25 años investigando conjuntamente

Durante estos 25 años de trabajo, científicos del Centro de Tecnología Repsol han colaborado en grupos de investigación en la Universidad de Alicante, donde se han tratado diversos temas relacionados con el ámbito de la energía pero, lo más importante, es que se ha trabajado desde la investigación más básica hasta un alto nivel de aplicación.

Trabajar en estos temas permite responder a los retos principales que se nos presentan como industria energética en materia de sostenibilidad y demanda global. Hacerlo de la mano de la Universidad de Alicante, ha creado sinergias positivas de trabajo que se reflejan en los resultados finales y en el desarrollo de nuevos proyectos de investigación, como el desarrollo de materiales avanzados o con nuevas aplicaciones, catalizadores para refino y el desarrollo de biocombustibles.

Mucho más que un premio

Uno de los desarrollos que los científicos de Repsol y los de la Universidad de Alicante tienen en marcha en estos momentos es la búsqueda de aplicaciones adhesivas en base a polímeros que contienen CO2 en su estructura. Se trata de materiales de gran interés por su alto potencial en reducción de huella carbono. Precisamente, por su amplia experiencia en propiedades adhesivas, se contactó con los expertos de la Universidad de Alicante, para poder desarrollar estas aplicaciones y formulaciones innovadoras que respondan a los requerimientos del mercado con un marcado carácter verde y sostenible. Y el fruto de esta colaboración es la presentación de varias solicitudes patentes de forma conjunta por ambas partes.

Para recoger el premio acudieron dos de las investigadoras que, en este momento, colaboran con la Universidad: Sonia Segura y Laura Marín. Algo que valora Sonia Segura es que “el amplio conocimiento técnico de los expertos en la Universidad y la importancia que damos desde la industria al objetivo final es la combinación perfecta para el éxito de la colaboración”.

Como colaboradoras en proyectos desarrollados con esta Universidad, están “tremendamente agradecidas por el reconocimiento a tantos años de trabajo conjunto empezado por nuestros compañeros”. Laura Marín confirma la importancia de este tipo de convenios ya que “permiten tener una visión más amplia de la investigación dando lugar a resultados mucho más innovadores para nuestro trabajo en concreto y la industria en general”.