Un día para conectar con la naturaleza

El poeta Gary Snyder decía que “la naturaleza no es un lugar para visitar: es el hogar”. Este año, el Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra el 5 de junio, parece recordar las palabras del escritor y premio Pulitzer. Con Canadá como país anfitrión, el tema de esta edición es “Conectar a las personas con la naturaleza”.

El desafío propuesto por los organizadores para este año es el de lanzarse a reconectar con la naturaleza y recordar que es el lugar en el que vivimos. Ya sea en un parque urbano o en una excursión por el bosque o la montaña, el reto es conseguir que este 5 de junio sea el día en que un mayor número de personas vuelva a sentir las maravillas del entorno con los cinco sentidos.

El país anfitrión ha abaratado o eliminado el precio de entrada a muchos de sus parques nacionales e invita a otros países a seguir su ejemplo. Y las propuestas para la ciudadanía van desde zambullirse en un lago, caminar descalzos por la tierra y ensuciarse con barro o emprender pequeñas hazañas de exploración de la naturaleza: buscar un pequeño mamífero autóctono, jugar a identificar cinco especies diferentes de mariposa…

Sentir y registrar la biodiversidad

Estos hallazgos caseros podrán ser compartidos con algunas de las mayores bases de datos científicas sobre biodiversidad, como la Global Biodiversity Information Facilty. La idea es despertar nuestra conciencia sobre  biodiversidad biológica del planeta, precisamente uno de los puntos clave de la estrategia de Sostenibilidad de Repsol.

Y es que en Repsol compartimos la inquietud de la sociedad por la protección y conservación de la biodiversidad y de los recursos que proporciona. Por eso, asumimos el respeto por la biodiversidad en la planificación y desarrollo de todos nuestros proyectos y operaciones, mitigando los posibles impactos negativos sobre los ecosistemas, y participando en proyectos de investigación, educación y sensibilización.

El compromiso de Repsol con la conservación del medio ambiente es mucho más amplio. Nuestra prioridad consiste en disminuir los impactos ambientales generados por el desarrollo de nuestras actividades, optimizando la gestión del agua, orientando las actuaciones hacia la minimización de las emisiones al aire, trabajando en la gestión de los residuos y mejorando los sistemas de prevención y respuesta ante derrames.

Otro tema clave en nuestra estrategia es el cambio climático. En Repsol trabajamos cada día para ser parte de la solución a este problema. Por eso llevamos años reduciendo nuestras emisiones de gases de efecto invernadero. En concreto, entre los años 2006 y 2016 logramos reducir nuestras emisiones en 4,3 millones de toneladas de CO2.

Dentro de nuestra estrategia apostamos por un mayor protagonismo del gas natural en el mix energético, por la innovación tecnológica y por continuar promoviendo una mayor eficiencia energética en nuestras operaciones.

Además, formamos parte de iniciativas del sector como la Oil & Gas Climate Initiative.