Saltar al contenido
Viaje al centro de la Tierra en busca de renovables
3314 Accesos, 0 Comentarios

La geotermia es una de las energías alternativas y renovables sobre las que Repsol está realizando estudios para el desarrollo de futuros proyectos. Con ella se aprovecha el calor del interior de la tierra para generar energía. Por sus características es la que más parecido tiene con las actividades de la compañía, ya que también requiere explorar y perforar en el subsuelo para obtener la energía. Según los investigadores del Centro de Tecnología Repsol, se están llevando a cabo análisis técnicos y económicos para determinar la viabilidad de participar en un proyecto de energía geotérmica. Aun así, quedan muchos retos tecnológicos por afrontar.

Los mejores lugares para extraer calor del interior de la Tierra son los límites de las placas tectónicas. Allí es donde existe un mayor gradiente geotérmico, lo que permite obtener una mayor temperatura a menores profundidades, consiguiendo una energía “sostenible y gestionable generada las 24 horas del día y los 365 días del año”, según los investigadores del Centro de Tecnología Repsol. Estados Unidos, Filipinas, Japón, Indonesia, Finlandia, México o Italia son los mayores productores. En España, Canarias es el único lugar con potencialidad para encontrar focos de altas temperaturas.

Existen diferentes clases de focos de calor. Los que tienen más de 150 grados centígrados se llaman de alta entalpía. Con la energía que se obtiene de ellos se produce electricidad, aunque el problema es que el centro calorífico está a profundidades medias entre 1.500 y 3.000 metros. Todo un reto tecnológico que ya se ha superado en los pozos de baja entalpía. Son los que tienen temperaturas menores a unos 100 grados. Están a unas  profundidades menores y se utilizan para calentar agua sanitaria en viviendas sostenibles.

El objetivo de los investigadores del Centro de Tecnología Repsol y de la compañía es la alta entalpía, con la que se puede generar electricidad en plantas de vapor seco, plantas flash (las más habituales) o plantas de ciclo binario.

Con todo, Repsol está analizando diferentes tecnologías y oportunidades de negocio para desarrollar proyectos en el futuro. El reto está en disciplinas como geofísica o perforación, que marcan la diferencia respecto al mundo del petróleo.

 

 

Comentarios


Sea usted el primero.